Antes de formar un nuevo gobierno, Lapid y Bennett ya arrinconan a Bibi

El presidente de Israel, Simón Peres, le ha dado una espera a Bibi de dos semanas más para formar gobierno. Tenía 45 días y desde el 22 de enero por ahora lo único claro es que Netanyahu quiere que Shas esté en el gobierno de coalición -redundancia: en Israel todos han sido de coalición.

Bibiphone

Tras la noche electoral del 22 de enero una nueva era ha comenzado en Israel, y los rostros de dicho cambio son Yair Lapid y Naftalí Bennett, quienes han hecho piña y han dejando una cosa bien clara: se les acabó el chollo a los ultraortodoxos. Lapid ya ha dicho que no los quiere en el próximo gobierno y Bennett ha llevado a rajatabla su promesa electoral de que los ultraortodoxos hagan el servicio militar. Los miembros del nuevo gabinete van a tener como una de las principales tareas la renovación de la Ley Tal. Inexorablemente, Israel va a cambiar su estructura social en los próximos años, y dichos cambios prometen dramáticos.

Bibi ha insistido que, los ultraortodoxos, representados en la rama sefardí por Shas y en la rama ashkenazí por United Tora Judaism, están dispuestos a aceptar las demandas que les hace la sociedad, por medio de Lapid y Bennett, de terminar con sus privilegios en el plano militar. Bibi les defiende, porque Shas es el Israel al que Bibi pertenece. Shas y Netanyahu son parte del mismo establishment, y pese a sus diferencias, están asustados porque un nuevo liderazgo viene a cambiarlo todo. De entrada, el premier en funciones está sometido a unas duras negociaciones que aún no le han permitido formar un gobierno, con la amenaza permanente de la repetición de elecciones y la inevitable derrota de Netanyahu, que le mandaría de vuelta a su residencia de Cesarea a escribir libros y a no completar su misión en la historia.

Incluso antes de formar gobierno, Lapid y Bennett ya tienen arrinconado a Bibi. Si el gobierno entrante consigue aguantar estable, es porque Netanyahu se ha plegado a las exigencias de los nuevos líderes. Así las cosas, Bibi debería percatarse de que un cambio se aproxima, de lo contrario  puede que él mismo se haga la cama y allane el camino a Yair Lapid y a Naftalí Bennett, los cuales han llegado para quedarse.

bennettlapid

About these ads

2 comentarios

Archivado bajo Gobierno, Israel, Liderazgo, Política

2 Respuestas a “Antes de formar un nuevo gobierno, Lapid y Bennett ya arrinconan a Bibi

  1. Carlos

    No creo que sea tan asi, perosonalmente creo que a ellos les conviene formar gobierno con Bibi mucho mas de los que Bibi los necesita.
    Bibi necesita darle un contrapeso a los religiosos, centrar su gobierno y ahi entran ellos.
    Pero ellos lo necesitan como todo partido nuevo para impulsarse politicamente.
    Hay que recordar lo que le paso a Tzipi en las elecciones anteriores, yo mismo la vote, ahun sacando mas votos no pudo formar gobierno y termino en la oposición por no querer secundarlo a Bibi. En vez de centrar el gobierno Bibi termino formando un gobierno de derecha y ella termino casi destruida politicamente de 29 cayo a 6 y esta vez salió corriendo a formar gobierno.
    Bibi igual va a formar gobierno, la pregunta que deberian hacerse, que prefieren sus electores, no entrar en el gobierno si Bibi no les da todo lo que prometieron o entrar aunque sea con una parte. Yo creo que la segunda.
    En la segunda se lo ve claramente como ganador a Liberman en las anteriores elecciones. No logro todo lo que prometio pero logro algunas cosas importantes como es el casamiento civil (pobre, pero un paso adelante). Luego tuvo su caida con los juicios pero es otra historia.

    • Es cierto lo que dices, en cierta medida. Ellos también necesitan a Bibi para impulsarse en el gobierno y no desgastarse en la oposición. Pero la situación actual es que Netanyahu necesita a uno de los dos, al menos, para formar gobierno, y ya ha gastado los 45 días de plazo porque no ha encontrado una fórmula adecuada para tal propósito.

      Yo soy de los que creo que Bibi lo ha hecho bastante bien, pero ahora hay una nueva tendencia en Israel, y Bibi pertenece, junto a Shas, a un establishment que se desvanece.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s